Lun. Jun 17th, 2024

Historia – Festival de la Vendimia

Corría el año 1970, cuando se anuncia a los cuatro vientos y a la ciudadanía local, que la Ilustre Municipalidad de Molina conjuntamente con la 1ra. Cía., de Bomberos de la ciudad, ofrece a los artistas aficionados un evento donde se conjugará la vendimia y la identidad de un pueblo que era consumido por la comuna capital de la provincia Curicó, rompiendo de esta manera esa barrera natural que nos imponía esa creciente ciudad, con un fuerte poder económico, concentrando todas las oficinas públicas y el comercio, lugar que convergían el resto de las comunas que conformaban la provincia en general.

Así los medios de comunicación de la provincia y del país, a través de un trabajo de difusión masivo se enteraban que en la ciudad de MOLINA a 15 kilómetros al sur de Curicó y a 215 kilómetros al sur de Santiago, y a 51 kilómetros al norte de la capital regional Talca, en pleno Valle Central, nacía el Festival Folclórico de la Vendimia, y su historia se extiende hasta estos días, con 39 años de existencia, destacando entre otras fiestas y festivales de la vendimia que se dan en nuestro país, porque surge y se mantiene hasta hoy como un festival de música folclórica, siendo desde 1978 un certamen de creación.

Foto-Poncho--Vendimia-1978

Desde sus inicios, trasciende el ámbito regional en su convocatoria. En la primera versión del Festival, realizada entre el 3 y el 5 de abril de 1970, confirmaron su participación 180 intérpretes de 12 provincias del centro y sur del país, entre Valparaíso y Nueva Imperial. Una cantidad que superó todas las expectativas de los organizadores realizando una selección de los mejores intérpretes, asegurando de esta manera la calidad del evento. Los clasificados se conocían un mes antes siendo los nombres publicados en los medios de comunicación de la provincia, región y del país principalmente en radio y prensa escrita. Además se confeccionaba una revista con el nombre LA VENDIMIA, en la que figuraban las letras de las canciones seleccionadas, artículos relacionados con el folclor, la vendimia y el propio festival.

La estructura del certamen se mantuvo relativamente intacta los primeros años. Por ejemplo desde 1970 hasta 1977 las categorías fueron cuatro (4): solista folclórico, conjunto folclórico, solista internacional y conjunto folclórico internacional. Algo que me llama la atención que el año 1974 y solo por ese año se agregó la categoría de composición folclórica, quien desde el año 1978 se toma la decisión definitiva de transformar el evento en un certamen de creación en el ámbito folclórico, lo que sigue hasta la actualidad. Así el evento inicia el proceso de compartir la poesía y la creación de raíz folclórica nacional, con autores, compositores y conocidos conjuntos y solistas que defienden cada año las obras musicales.

El festival antes se hacía en tres días, de viernes a domingo, recayendo normalmente a finales de marzo o principios de abril, coincidiendo con la temporada de vendimia. En el escenario central se presentaban 10 a 12 obras musicales seleccionadas e importantes artistas nacionales invitados al show estelar. Si la memoria no me falla, casi todos los artistas y grupos nacionales han estado en el Festival Folclórico de la Vendimia de Molina, muchos de estos han iniciado su carrera artística en este evento, entre estos el grupo , LOS CUATRO CUARTO, EL HUMORISTA CLAUDIO SHOWMAN, LOS INICIOS DE ALVARO SALAS, DINO GORDILLO Y OTROS.

Además podemos mencionar el comienzo de Miryam Hernández, cuando recién estaba empezando su carrera musical, Luís Jara, Rodolfo Naves, Los Indo latinos…  Y otros artistas de prestigio nacional, como Manolo González, Jorge Romero Firulete, Pepe Tapia, Coco Legrand, Hermógenes con H, Tito Fernández, Los Huasos Quincheros, Los Huasos de Algarrobal, Fernando Ubiergo (ganador de Viña del Mar y OTI), e internacionales como Django, Gervasio y el triunfador de Viña del Mar con el tema Ventanillas, el nicaragüense, Hernaldo Zúñiga. Una comuna que en esos años éramos solo entre 12 a 15 mil habitantes (actualmente 35 mil), salía a la región y al mundo con un evento donde se destaca la vendimia, las tradiciones, la artesanía, juegos típicos y la gastronomía de la zona, difundiendo además las maravillas del Parque Nacional Radal Siete Tazas, enclavada en la pre cordillera de Molina.